Hace unos días estaba registrando mi casa en busca de unas herramientas que tenía extraviadas y de pronto me llevé una alegre sorpresa, dentro de un viejo armario estaba mi querido patinete eléctrico. De más está decir que lo desempolvé y lo comencé a usar otra vez. Claro que tuve que darle mantenimiento, porque los Patinetes electricos, cuando se guardan mucho tiempo, hay que darles mantenimiento para volverlos a usar.

Por muy buenos que sean estos vehículos no son infalibles ante el paso del tiempo y la desatención. Todo lleva revisiones regulares, hasta esos fuertes patinetes eléctricos que parece que no se van a romper nunca.

Lo bueno que tienen estos equipos es que son muy agradecidos. Con un simple mantenimiento mi patinete eléctrico echó a andar como recién salido de la fábrica. No obstante, siempre recomiendo que estos equipos se usen de vez en cuando para evitar que algunas piezas se oxiden.

A mí se me fue olvidando mi patinete, me enfrasqué en otras tareas y proyectos y terminé por dejarlo a un lado. Pero ahora que lo he vuelto a usar me siento de nuevo más joven y dinámico. Y es que los patinetes electricos son ideales para levantar el ánimo.

Uno de los elementos más complicados de un sitio web es su diseño http://seocoaching.co/diseno-web/. ¿Cómo hacer un sitio web que no se parezca a otros tantos que ya están online en las redes? Es muy complicado en verdad porque a las alturas del siglo XXI ya existen en la red de redes: Internet, miles de millones de sitios que son de interés de los usuarios. ¿Cómo hacer que entren a un nuevo sitio? Muchos especialistas en estos temas afirman que en primer lugar los equipos creativos deben tener en cuenta el diseño web para despertar la atención de los internautas.

Un correcto diseño web implica que tengas en cuenta varios aspectos, como es el caso de la planificación, el diseño, así como la implementación de las distintas herramientas que pretendes poner al servicio de los internautas o usuarios de tu web. Paso a explicarte estos ingredientes que conforman la estrategia de un buen diseño web. En primer lugar es necesario planificar el trabajo del sitio web, porque mucho de los que sucede en un sitio tiene que ver con el hecho de que tengamos en cuenta los flujos de información que se mueven por internet. Si no estamos al compás de lo que ocurre en el resto del mundo, lo más probable es que nuestros clientes potenciales se vayan a donde las modas los lleven. ¿No te ha pasado que has dejado de visitar un sitio porque te parece desactualizado o porque esta demodé o pasado de moda? A todos los usuarios nos pasa eso a menudo, y lo peor es que según las encuestas, por lo general, los usuarios no suelen regresar a ese sitio porque se sienten defraudados y porque en realidad hay millones de sitios con excelentes contendidos, así que para qué perder el tiempo. Esa es la triste realidad de la cruel competencia que hay en Internet por la atención de los internautas.
En segundo lugar me gustaría hablarte sobre el diseño como tal, pues lo que no se muestra hermoso o atractivo, no se venderá jamás. Esa es la verdad que se puede aplicar a casi todo en la vida. Es necesario que estemos atentos a las influencias que otros tienen en sus usuarios. Y a la vez, debemos ser capaces de generar ideas nuevas para no copiar burdamente a nuestros competidores.

Los españoles nos creemos que el futbol es cosa privativa de Europa. Con nuestros grandes estadios y espectáculos multitudinarios pensamos que somos el centro del mundo en lo que a futbol se refiere. No obstante, si revisamos las selecciones de cada club tenemos que reconocer que muchos de nuestros grandes jugadores vienen de América Latina. Y es que allá el futbol se vive con la misma intensidad y son muchas las estrellas que dan sobre todo los países del sur.

Nadie cuestiona que Brasil y Argentina son dos de las grandes plazas futbolísticas a nivel mundial. En estos países se juega futbol en las calles, en las escuelas, en los parques y en los barrios ricos y pobres.

Por eso es que América del Sur es una tierra fértil para el fútbol. De hecho, tengo varios amigos europeos cuyos equipos favoritos son los de estos países. Y nadie cuestiona la supremacía del gran Messi o de Maradona.

No podemos creernos que somos el centro del universo. No por gusto el futbol es un deporte mundial y se practica en cada rincón de este planeta. Nosotros somos uno más en este mundo futbolístico. Y que viva pues la diversidad.