Construye tu zona de descanso en tu jardín

Construye tu zona de descanso en tu jardín y para eso no tienes más que comprar tornos para metal. Esta herramienta de corte va montada obre un carro que puede desplazarse sobre guías o rieles paralelos al eje de la pieza que se quiera tornear (eje Z). Sobre este carro encontramos otro que se mueve por el eje X, trazando una dirección radial respecto a la pieza. Muchas veces existe un tercer carro que se califica como “charriot” que puede ser inclinado para configurar conos, y además sirve de soporte a la torreta portaherramientas.

En el momento que el carro principal desplaza la herramienta a lo largo del eje de rotación, se produce el llamado “cilindrado” de la pieza. Cuando el carro tranversal se desplaza de manera perpendicular al eje de simetría, se realiza el refrentado.

Existen los tornos copiadores, automático y de control numérico, que tienen incorporados sistemas para hacer trabajar a los dos carros simutáneamente, para obtener cilindrados cónicos y esféricos.

El origen del torno para metales se localiza durante la Revolución Industrial inglesa (siglo XVIII) cuando en 1780 Jacques de Vaucanson elabora un torno con portaherramientas deslizable. En 1797 se logra que la herramienta de corte avance con velocidad constante.